La increíble historia de la Isla de las Rosas: la película sobre el hombre que creó su propio país

Charlotte D.
May 28, 2021
"La increíble historia de la Isla de las Rosas" (en italiano: L’incredibile storia dell’Isola delle Rose) es una película italiana estrenada en 2020 por Netflix. Se basa en la historia real del ingeniero italiano Giorgio Rosa, quien creó su propio país, la República de la Isla de las Rosas, para tener más libertad de la que tenía en su país de origen, Italia.

En 1967, Giorgio Rosa, un recién graduado en ingeniería, está cada vez más preocupado por las regulaciones y la burocracia en Italia. Siendo aspirante a inventor, quiere tener la libertad de llevar a cabo sus proyectos y probar sus invenciones sin tener que pedir un permiso cada vez y ser tratado como un criminal cuando no lo hace.

Ahí está el origen de la idea de Rosa de tener un territorio propio en el que estaría completamente libre de la intervención del gobierno en sus asuntos. En 1968, con la ayuda de su amigo cercano Maurizio Orlandini, construye la Isla de las Rosas, cuyo diseño se inspiró en las plataformas petroleras, justo fuera de las aguas territoriales de Italia, por lo tanto, fuera de la jurisdicción legal del país.

La República de la Isla de las Rosas declara su independencia el 1 de mayo de 1968 con Rosa como su autoproclamado presidente. La micronación tiene su propia bandera, moneda, pasaportes, oficina de correos y establecimientos comerciales. La palabra comienza a extenderse rápidamente por Italia, Europa y pronto por todo el mundo. Empieza a llegar gente de toda Europa a la República de la Isla de las Rosas, el lugar sin regulaciones, sin impuestos, en resumen, el lugar donde pueden encontrar mucha más libertad que en otros países europeos.

El gobierno italiano pronto comienza a mostrar hostilidad hacia la Isla de las Rosas ya que la creciente popularidad del lugar significó una pérdida de poder e impuestos para el gobierno. El conflicto se intensifica. Los agentes del gobierno primero intentan sobornar a Rosa ofreciéndole su proprio establecimiento en la costa italiana a cambio de detener sus actividades en la Isla de las Rosas, se niega. Luego, lo presionan más al despedir a su padre del empleo a largo plazo que tenía en una fábrica italiana, todavía se niega. Finalmente, terminan usando la coacción e inician la que será la primera y única invasión de la República Italiana. En febrero de 1969, la marina italiana coloca explosivos en la plataforma, que termina destruida.

La historia se repite cuando se trata de gobiernos codiciosos que cometen actos de agresión contra naciones libres más pequeñas. Ocurrió en 1969 cuando la República de la Isla de las Rosas fue destruida, al igual que había sucedido en 1826 cuando la República de Cospaia se vio obligada a renunciar a su soberanía y unirse a los Estados Pontificios.

Aunque la Isla de las Rosas fue la comidilla de Europa en los años 60, muchos jóvenes no tenían idea de que alguna vez existió. Incluso si la nación terminó destruida, el tiempo y el esfuerzo que Giorgio Rosa invirtió en este proyecto para maximizar su libertad sigue siendo inspirador después de décadas, especialmente para que las personas se den cuenta de que deben tomar acciones para defender su libertad personal y oponerse al gobierno. Las películas pueden cambiar la opinión y la visión de la vida de las personas, ya que transmiten conocimientos, valores, ideas y provocan la reflexión. Hoy en día, con Internet, muchas personas tienen fácil acceso a las películas. Dado que el público en general es más accesible que nunca, es importante tener tantas películas como “La increíble historia de la Isla de las Rosas” como sea posible, para lograr una sociedad más libre.