Demolition Man: Ciencia Ficción Distópica o Realidad

Charlotte D.
June 30, 2021
«Demolition Man» es una película de acción y de ciencia ficción estadounidense estrenada en 1993. La trama gira en torno al ex policía John Spartan que descubre, en lugar del Los Ángeles que conocía, la utopía de San Ángeles y la descubre como un régimen autoritario anti-libertad, prohibitivo y controlador.

La historia comienza en 1996, presentando al personaje principal de la historia, el sargento del LAPD John Spartan; llamado «el demoledor» debido a los grandes daños colaterales que a menudo causa durante sus arrestos. Spartan está a punto de capturar a Simon Phoenix, un peligroso criminal. Pero Phoenix engaña a Spartan, haciendo que parezca que Spartan es responsable de matar a rehenes. En consecuencia, ambos son condenados a largas condenas en la nueva «Criopenitenciaría» de la ciudad, una prisión en la que los condenados son congelados criogénicamente y expuestos a técnicas de rehabilitación subliminal.

36 años después, Los Ángeles es ahora San Ángeles; una megalópolis formada a partir de la fusión de Los Ángeles, San Diego y Santa Bárbara. San Ángeles se presenta como una ciudad pacífica donde la delincuencia ha sido erradicada gracias a su nuevo régimen y al Dr. Cocteau; su líder. Sin embargo, las apariencias engañan.

Cuando Phoenix consigue escapar como resultado de un supuesto error, la única solución que el nuevo y considerablemente más débil departamento de policía puede encontrar para un individuo tan peligroso es liberar también a Spartan, «Un policía de la vieja escuela para un criminal de la vieja escuela.» Trabajando en equipo con Lenina Huxley, una oficial de policía de este nuevo departamento, Spartan comienza a cazar Phoenix nuevamente. Al hacerlo, se da cuenta de que el régimen está lejos de ser perfecto, por el contrario, está lleno de políticas liberticidas que apuntan al control total de las acciones y mentes de las personas. En los próximos puntos se discutirán más en detalle las características reales de este régimen autoritario, que en realidad están cada vez más presentes en nuestras sociedades actuales.

Referencias Históricas y Culturales

No es una mera coincidencia haber elegido a «Lenina Huxley» como nombre de uno de los personajes principales de la historia. De hecho, hay por un lado una clara referencia histórica a Vladimir Lenin y, por otro, a Aldous Huxley, autor de la novela distópica «Un mundo feliz.» La referencia a Lenin pretende señalar que la sociedad de San Ángeles es un ideal socialista, al igual que lo fue la USRR. Acerca de «Un mundo feliz», se pueden encontrar muchas similitudes entre la novela y la película. Ambas sociedades están gobernadas por un solo individuo en la cima que decide todo y moldea la sociedad de acuerdo con sus ideales de una manera opresiva. Ambas sociedades tienen una obsesión por la salud y los bebés concebidos en laboratorios. En ambas sociedades, los individuos pro-libertad que condenan al régimen están completamente excluidos de la sociedad y viven de manera primitiva.

Censura y Sistema de Crédito

Una de las primeras cosas que Spartan encuentra en San Ángeles es una severa censura. De hecho, el gobierno implementó un «estatuto de moralidad verbal» y, como consecuencia, hay máquinas, en todos los espacios públicos, que detectan cuando alguien usa «malas palabras» y lo multa por ello.

Es bastante similar a las políticas de «discurso de odio» que nuestros propios gobiernos han estado implementando en los últimos años, que provocan notablemente una gran cantidad de censura en las redes sociales.

El hecho de que las máquinas multan a las personas con unidades de crédito revela que esta sociedad se basa en un sistema de crédito social. El gobierno tiene el control total del sistema monetario y es una herramienta que le permite presionar aún más a las personas para que sigan las «reglas.»

Dicho sistema ya no es ficticio como lo ha implementado, por ejemplo, el PCC en China. Las personas que no cumplan con las políticas gubernamentales pueden simplemente ser excluidas de la sociedad o de ciertas áreas de la misma, impidiéndoles comprar, vender o intercambiar.

Prohibición y Adoctrinamiento

Luego de ser liberado del criopenitenciario, Spartan pide un cigarrillo y Lenina Huxley le dice que «todo lo que no es bueno para uno es ilegal», eso incluye: cigarrillos, alcohol, carne, armas, gasolina, tener hijos sin licencia. La gente está básicamente infantilizada, ya no pueden elegir por sí mismos, lo hacen los expertos del gobierno.

Sin duda, es algo que hemos visto suceder en Occidente durante algunas décadas. Las armas ya están prohibidas en muchos países, y el gobierno está implementando cada vez más restricciones sobre los cigarrillos y el alcohol, por ejemplo, ambos al borde de la prohibición también. Con respecto a la carne, las agendas veganas y de cambio climático están siendo impulsadas más que nunca, sus activistas sugieren que la carne debería prohibirse para la protección de los animales y un cambio climático supuestamente provocado por el hombre.

El contacto físico también está restringido debido a los riesgos para la salud relacionados con los gérmenes y el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. En consecuencia, los gestos como el apretón de manos y los besos están prohibidos. Los actos sexuales también están prohibidos y han sido reemplazados por sexo en realidad virtual. Por lo tanto, todos los niños están concebidos por procreación en laboratorio.

Estas restricciones gubernamentales de contacto físico son extrañamente similares a las políticas de distanciamiento social de Covid que los gobiernos han estado imponiendo en todo el mundo desde principios de 2020.

Eso sí, la mayoría de estas personas que viven en constante adoctrinamiento no notan nada malo, al contrario. El Dr. Cocteau, «líder supremo» de San Ángeles, es visto como el salvador que creó un ambiente pacífico, incomparable con el caos y la brutalidad que existía en el área antes del régimen. El control que Cocteau tiene sobre las mentes de las personas es tan fuerte que las personas no cuestionan su autoridad y simplemente obedecen, al igual que robots que están programados, esto se enfatiza por el hecho de que las personas responden «información asimilada» una vez que se les dice algo. La gente se volvió tan débil que ni siquiera el departamento de policía sabe cómo resolver un asesinato real o manejar la violencia. Perseguir a la gente por razones tontas, como romper el toque de queda y las violaciones de «malas palabras» los debilitó, por lo que tienen que buscar la ayuda de Spartan, aunque él es el arquetipo de la masculinidad tóxica que desprecian.

Esta es otra característica que se puede encontrar cada vez más en nuestras sociedades modernas, la mayoría de la gente tiende a simplemente obedecer y cumplir lo que dice el gobierno porque el gobierno es la autoridad, sin importar cuán injustas y criminales puedan ser sus políticas.

Poder y Control

Al final, se trata de que Cocteau aumente su propio poder y control sobre la población de San Ángeles, al igual que es el caso de los políticos de cada uno de nuestros gobiernos.

Aunque la gente todavía puede ir al restaurante, la sociedad no tiene un mercado libre, sino una especie de corporativismo fascista donde solo una cadena de restaurantes; « Taco Bell », se mantuvo, y está bajo el control del gobierno.

Esta codicia por el poder y el control también es visible en políticas como insertar microchips en las manos de las personas para rastrearlas en cualquier momento, y en la forma, Cocteau caza a los disidentes que se oponen a su régimen y por lo tanto ponen en peligro su poder.

De hecho, más tarde se revela que él fue quien liberó a Simon Phoenix para matar a Edgar Friendly, el líder de una rebelión por la libertad.

Edgar Friendly y sus seguidores, aunque viven en malas condiciones, gozan de más libertad que la gente bajo el régimen de Cocteau. Por ejemplo, pueden hacerse hamburguesas si lo desean, aunque hechas con carne de rata. La parte más inspiradora de la película es probablemente el monólogo de Friendly en el que defiende la libertad de expresión y de elección.

«Según el plan de Cocteau, soy el enemigo porque me gusta pensar, leer, me gusta la libertad de expresión y de elección. Soy el tipo de persona a la que le gusta sentarse en un diner y preguntarse: ¿debería comer bistec o costillas a la parrilla con papas fritas? […] Arriba, vives a la manera de Cocteau. Lo que quiere, cuando quiere, como quiere.»

Esta película, de los años 90, predijo con precisión cómo sería el futuro de la sociedad 30 años después con el avance de la agenda socialista. Una distopía convertida en realidad. Sin embargo, como muestra el final de la película, si bien hay individuos dispuestos a defender la libertad, todavía hay esperanza de una sociedad libre.

«Demolition Man» está disponible actualmente para ver en Netflix, así como para comprar / alquilar en Amazon Prime Video.